encabezado

Tema: Reconstrucción | Fecha: 424-400 a.C. | Autor: Nehemías | Lugar: Jerusalén

Introducción al libro de Nehemías

Nehemías (2:17)

Entonces les dije: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desolada, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no seamos más un oprobio.

Nehem√≠as ofrece una secuela de la historia del libro de Esdras. Primero llega Esdras y lleva a cabo reformas para ense√Īar la Palabra de Dios. Ahora, 13 a√Īos despu√©s, Nehem√≠as, un mayordomo de confianza del rey de Persia, llega a Jerusal√©n con la orden de reconstruir los muros. Esdras nos ha enfrentado a un doble problema: la reconstrucci√≥n del templo dirigido por Zorobabel y la restauraci√≥n del culto dirigido por Esdras.

A su vez, Nehemías tiene un doble problema: la reconstrucción de los muros alrededor de Jerusalén (que fue destruida por los babilonios) y la reconstrucción del pueblo judío, que por matrimonio con los paganos no creyentes que vivían en la zona se habían convertido en paganos.

Capítulo 1-7

Reconstrucción de los muros.

El libro comienza cuando Nehemías vivía en Susa, la capital de invierno del rey persa. Allí recibe informes de las tristes condiciones de vida de los que regresaron voluntariamente a Jerusalén con Zorobabel y Esdras. Abrumado por esta noticia, Nehemías ora y cuando lo hace, se da cuenta de que es él quien mejor puede ayudar. Por lo tanto, pide estar ausente en su función como donante fiel del rey y obtiene permiso para ir a Jerusalén como gobernador de la ciudad.

Una vez all√≠, Nehem√≠as inspecciona los muros da√Īados y pide el apoyo de la gente que est√° dispuesta a ayudarle a reconstruir el muro. Nehem√≠as resiste la amenaza de un ataque de los amonitas y los √°rabes. Mantiene a la mitad de los trabajadores armados y a la otra mitad con herramientas para trabajar en la reconstrucci√≥n del muro. Estos enemigos no quieren que se reconstruyan los muros de Israel, y tratan de desalentar a Nehem√≠as y a los obreros.

Pero los jud√≠os siguen trabajando, y una obra que ha estado debilitada durante 70 a√Īos se terminar√° en 52 d√≠as! Ahora que los muros han sido erigidos, Nehem√≠as delega a los hombres fieles el cuidado de la ciudad y de las puertas.

Capítulo 8-13

Instruir de nuevo al pueblo

Con los muros reconstruidos y algunas medidas de protecci√≥n, la gente se re√ļne en una gran reuni√≥n y pide que se les lea la ley de Mois√©s. Esdras, de quien no hemos o√≠do hablar desde hace tiempo, lee la ley p√ļblicamente, y los sacerdotes y levitas explican el significado de lo que se lee. La conferencia dura desde las primeras horas de la ma√Īana hasta la tarde. En respuesta, la gente celebra la fiesta de los tabern√°culos durante siete d√≠as, y Esdras lee la ley todos los d√≠as.

Como otra respuesta a la Palabra de Dios, los judíos se han arrepentido en ayunos para mostrar su humanidad, para separarse de los gentiles que los rodean, para confesar sus pecados, y para decidir solemnemente cumplir con las ordenanzas de la ley. Debido a que Jerusalén es ahora segura y grande, la población se redistribuye de manera que uno de cada diez judíos vive en la ciudad. Los otros son libres de establecer su propiedad familiar fuera de las murallas de la ciudad en la tierra.

Al igual que con la dedicaci√≥n a la reconstrucci√≥n del templo (Esd. 6), las paredes construidas est√°n dedicadas a la m√ļsica de agradecimiento. Nehem√≠as es reclamado indefinidamente en Persia. M√°s tarde regresa a Jerusal√©n y se enoja al descubrir que el sumo sacerdote ha permitido a un extranjero, un l√≠der no jud√≠o, una habitaci√≥n en el templo; un abuso flagrante de "la casa de Dios". Nehem√≠as quita los muebles del hombre y limpia el almac√©n.

El libro termina con la exhortación de Nehemías a los líderes para que guarden el pacto anterior con Dios.

Mensaje principal

Tres temas principales se pueden encontrar en el relato de Nehemia sobre los problemas de Israel para sobrevivir en medio de circunstancias enormemente hostiles. Primero, la importancia de la Palabra de Dios: hay un deseo constante de los líderes israelíes de seguir la Palabra de Dios cuidadosamente y hacer Su voluntad. Varias historias muestran a Esdras y a los sacerdotes que leyeron el libro de la ley de Moisés (8:1) seguido de una explicación de su significado para la gente.

Los l√≠deres quieren "entender ....las palabras de la ley" (8:13) y est√°n tan preocupados por c√≥mo hacer sacrificios que tienen que tomar precauciones para ejecutarlos exactamente de cierta manera ....porque est√° escrito en la ley para ejecutarlos exactamente ...como est√° escrito en la ley" (10:34-36). Incluso cuando se necesitan reformas matrimoniales, los l√≠deres act√ļan de acuerdo a lo que se lee en el libro de Mois√©s (13:1). En segundo lugar, Nehem√≠as conf√≠a en Dios: Nehem√≠as conf√≠a plenamente en que Dios dirigir√° y guiar√° cada paso que d√©.

Una y otra vez atribuye su éxito y su salvación a Dios: "La mano de Dios ha sido buena sobre mí...." (2:18; véase también 2:8; 6:16), "Dios ha frustrado su consejo...." (4:15). Dios pegó mi corazón.....¨ (7:5). En tercer lugar, la resistencia a los enemigos de Israel: al igual que Esdras, los enemigos de Judá están tratando de persuadir al gobierno persa para que revoque los edictos que permitieron a Judá reconstruir su sistema social y religioso.

A pesar de la corrupción y el desacuerdo dentro de Judá y la intimidación de las naciones circundantes, Nehemías y el pueblo reconstruyeron los muros en sólo 52 días.

Aplicación personal

Cuando se trata de construir o reconstruir su vida espiritual, siga el ejemplo de Nehem√≠as y los jud√≠os en Jerusal√©n y recuerde que la Palabra de Dios es fundamental para cada movimiento que haga. ¬ŅQu√© importancia tiene la Palabra de Dios en las decisiones que usted toma? ¬ŅC√≥mo encaja la verdad de Dios en los planes que se te ocurren? Si quieres construir una vida mejor, mira el plan de Dios. La confianza de Nehem√≠as en el Se√Īor era inquebrantable.

Desde el momento en que entendi√≥ su parte en el plan de Dios, su confianza en la provisi√≥n y protecci√≥n de Dios fue firme. Su seguridad era contagiosa, y la gente reaccion√≥ trabajando juntos para reconstruir las murallas de la ciudad. ¬ŅCu√°nta confianza tienes en la provisi√≥n y protecci√≥n que inspira a otros a confiar en Dios tambi√©n? Confi√© en √Čl en medio de las dificultades; esta actitud puede haber inspirado a otros a tener confianza en Dios tambi√©n.

Finalmente, aseg√ļrese de no subestimar al enemigo. Los enemigos de Jerusal√©n han impedido la reconstrucci√≥n del muro durante 70 a√Īos.

Fuente: Guia bíblica esencial (JIM GEORGE)