encabezado

Tema: La gloria del Se√Īor | Fecha: 590-570 a.C. | Autor: Ezequiel | Lugar: Babilonia

Introducción al libro de Ezequiel

Ezequiel (3:23)

Y me levanté y salí al campo; y he aquí que la gloria de Jehová era como la gloria que había visto junto al río Quebar; y me postré sobre mi rostro.

Mientras Jerem√≠as profetiza en Jerusal√©n que la ciudad pronto caer√° en manos de Babilonia, Ezequiel da un mensaje similar a los prisioneros que ya est√°n en este pa√≠s. Como el pueblo de Jerusal√©n, los prisioneros no cre√≠an que Dios permitir√≠a que Jerusal√©n fuera destruida. Despu√©s de la noticia del oto√Īo, Ezequiel intercambia sus mensajes por un mensaje de esperanza para el futuro y la restauraci√≥n del pueblo. A lo largo del libro, el profeta describe sus encuentros con la gloria de Dios, ya sea en su gloria celestial o en su gloria terrenal, en el templo del pasado o en lo que fue predicho para el futuro.

Capítulos 1-3

El llamado a Ezequiel

La conquista de Jerusal√©n tuvo lugar por etapas, y los jud√≠os fueron llamados prisioneros en tres deportaciones. Ezequiel, un sacerdote, fue tra√≠do a Babilonia durante la segunda deportaci√≥n en el a√Īo 597 AC. All√≠ tiene una visi√≥n de la gloria celestial de Dios. En la visi√≥n, Dios le ordena que se convierta en un profeta para los jud√≠os que viven en Babilonia. Tambi√©n le advierte claramente que la gente es rebelde y no escucha su mensaje.

Capítulos 4-24

El juicio de Jerusalén

El juicio de Dios sobre el pueblo de Jud√° y Jerusal√©n ya est√° en curso, y muchos jud√≠os han sido deportados a Babilonia. A trav√©s de Ezequiel, Dios contin√ļa advirtiendo a la gente contra la destrucci√≥n de Jerusal√©n y anim√°ndoles a abandonar sus malos caminos. Ezequiel anuncia que la gloria de Dios saldr√° del templo y que el templo ser√° destruido.

Capítulos 25-32

El Juicio a las Naciones

Despu√©s de la proclamaci√≥n del juicio sobre Jerusal√©n, Ezequiel contin√ļa pronunciando el castigo de Dios para algunas de las naciones hostiles alrededor de Jerusal√©n. Estos juicios confirman el poder soberano de Dios sobre todos los reinos y naciones.

Capítulos 33-39

La Restauración del Pueblo de Dios

Ezequiel proclama la ca√≠da de Jerusal√©n y llama a los jud√≠os al arrepentimiento. Aunque la ciudad y el templo est√°n hoy en ruinas, este no es el final. Si el pueblo est√° dispuesto a renunciar a su rebeli√≥n contra Dios, √Čl lo traer√° de regreso a su tierra.

Capítulos 40-48

La restauración del culto

Dios da a Ezequiel una visi√≥n del futuro espiritual de Israel y de un nuevo templo glorioso que vera el regreso de la gloria del Se√Īor. Dios promete restaurar a su pueblo y traerlo de vuelta hacia √Čl.

Fuente: Guia bíblica esencial (JIM GEORGE)