encabezado

Tema: Preservación | Fecha: 450-431 a.C. | Autor: Desconocido | Lugar: La corte de Persia

Introducción al libro de Ester

Ester (4:14)

… ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?

Los tres libros de Esdras, Nehemías y Ester documentan la relación de Dios con los judíos después de haber profetizado 70 años de cautiverio en Babilonia. Mientras Esdras y Nehemías son mencionados por los que han regresado a Judá, el Libro de Ester trata de la gran mayoría de los que han decidido permanecer en la tierra de su cautiverio. Ester es uno de los dos libros de la Biblia que lleva el nombre de una mujer, el otro es el libro de Rut.

Ester es una joven mujer judía que, a través de la soberanía de Dios, se convierte en reina del vasto imperio persa que se extendió desde la India hasta Etiopía. En medio de una crisis desesperada y aparentemente sin esperanza, la reina Ester ejerce su influencia y los judíos se salvan de la aniquilación. La historia de Ester encaja entre los capítulos 6 y 7 de Esdras y entre el primer regreso a Jerusalén bajo el liderazgo de Serubabel y el segundo de Esdras.

Capítulo 1-5

La crisis anticipada
El drama comienza cuando la reina Vasti se niega a comparecer ante su marido, el rey Asuero, en una sala de banquetes llena de borrachos. Está condenada al exilio, y la búsqueda de una nueva reina comienza en todo el imperio. Al final, Ester, una judía, es elegida para ser la esposa del rey. Mordechai, la prima mayor de Ester, que también la crió, es ahora funcionaria del gobierno. Descubre una conspiración para asesinar al rey y se la cuenta a Ester, quien informa en nombre de Mardochai de lo ocurrido.

Todo drama tiene un villano, y en el libro de Ester dice Amán, el primer ministro, el segundo comandante del rey. Mordechai se niega a someterse a Amán, y este hombre enojado lanza su suerte o ¨Pur¨ para determinar el mejor día para la eliminación de los judíos. Una vez hecho esto, pídele al rey permiso para destruir a Mardoqueo y a todos los judíos. Aman engaña a Asuero diciéndole desde ¨ciertas personas¨ que no obedecen las leyes del rey y que merecen morir.

Quien no sabe quién es, pero está ansioso por eliminar a todos los rebeldes, emite un edicto condenando a muerte a los judíos. Ya que Ester nunca reveló su herencia judía, el rey sin querer autorizó la muerte de su propia esposa. Cuando Mordechai le cuenta a Ester sobre el edicto, decide arriesgar su vida para salvar a su pueblo. Ester planea un banquete e invita al Rey a Amán, esperando la oportunidad de revelar el malvado plan del Primer Ministro.

Capítulo 6-10

La noche antes de la fiesta de Ester, el rey no puede dormir y pide que se lean los informes de los archivos reales. Si lees los informes, el Rey lo sabrá hace tiempo. Cuando se leen los informes, el rey se entera de que Mordejai descubrió un acto contra él hace algún tiempo por el que no fue recompensado. A la mañana siguiente, el rey Amán pregunta qué se debe hacer para honrar a un héroe.

Amán cree que el rey está hablando de él, así que describe una recompensa generosa y pública. Entonces el Rey Amán dice que debe honrar a Mardachai de esta manera. Las cosas están empeorando para Aman cuando Ester revela que ella es judía y revela el plan malvado. Furiosamente, el Rey Aman cuelga de la misma horca que había preparado para Mardoqueo. Así, Asuero emite un nuevo edicto que permite a los judíos de todas las provincias defenderse de los ataques aprobados por la proclamación de Amán.

Para celebrar este acontecimiento histórico, se fundó la Fiesta de Purín, que aún hoy se celebra entre los judíos. En el acto final de este verdadero drama, Mordechai es nombrado primer ministro y toma el puesto que Aman ha dejado.

Mensaje Principal

La preservación del pueblo de Dios se llevó a cabo a través de un concurso de belleza, un rey pagano y una mujer valiente. Además, sin importar si los judíos habían decidido regresar a Jerusalén o permanecer en Persia, Dios los protegió. La preservación de los que se quedaron no dependía del Imperio Persa o de sus posesiones o posiciones, sino del plan de Dios y de sus promesas a Israel. Trabajó con una mujer que estaba dispuesta a arriesgar su vida por su pueblo.

Cuando se dio cuenta de que era necesario mantenerse firme, pronunció las famosas palabras: ¨....y cuando me muera, perezca¨ (4:16). Aunque el nombre de Dios no aparece ni una sola vez en el libro de Ester, el mensaje claro que surge de sus páginas es que Él es el Soberano de todas las cosas. Él guió y protegió fielmente al pueblo del pacto y destruyó los planes humanos contra ellos, ya sea que vivieran en Susa, la capital de Persia, o que estuvieran dispersos en una de las 127 provincias persas, desde la India hasta Etiopía.

Aplicación personal

¿Cuándo cree que su seguridad está en su posesión, en su posición, en su reputación o en su lugar de residencia? Vive donde vives y posee lo que posees y recuerda que Dios no te ha llevado a donde tienes las cosas que posees para tu beneficio. No, lo llevó allí y le dio los medios para servirle. Ester no eligió estar en el palacio del rey Asuero o ser su reina. Pero desde esta posición, Dios la usó poderosamente para preservar a su pueblo.

No importa lo que tengas o no, si tus circunstancias son buenas o malas, Dios puede y te protegerá. Y puedes y lo usarás para ayudar a tu gente. Puede que no veas tu poderosa mano dando y protegiendo, pero asegúrate de que el trabajo está a tu favor. Él es su seguridad absoluta, cuida de usted y cuidará de usted.

Fuente: Guia bíblica esencial (JIM GEORGE)